La clave para saber si un colchón es adecuado para nosotros es que cuando nos tumbemos sintamos nuestra zona lumbar completamente apoyada.

¿Qué tipo de colchón es mejor: de muelles, gel, látex o viscoelástico?

El colchón que elijamos debe sujetar nuestro cuerpo en una posición neutral para evitar posibles dolores de espalda
Factory Colchón | 18/04/2016

La elección de nuestro colchón es el primer paso para la consecución de un descanso profundo y placentero, aunque muchas veces se convierte en un quebradero de cabeza porque la mayoría de las personas no saben las características y los beneficios que tiene cada tipo de colchón. Es importante que sepamos qué buscamos en un colchón y cuál se adapta mejor a nuestras necesidades.

Para empezar, el colchón tiene que sujetar nuestro cuerpo en una posición neutral, en la que nuestra columna tenga una curvatura y nuestros glúteos, talones, hombros y cabeza estén alineados correctamente. Si el colchón es demasiado firme, empujará los puntos de presión principales y deshará la alineación, pero si es demasiado blando, los puntos de presión no estarán propiamente sujetos y nuestro cuerpo se hundirá.

La clave para saber si un colchón es adecuado para nosotros y evitar posibles dolores de espalda es que cuando nos tumbemos sintamos nuestra zona lumbar completamente apoyada. Si podemos meter nuestra mano entre nuestra espalda y el colchón es que no nos ofrece un apoyo adecuado para la curvatura de nuestra columna.

¿Cuándo debo cambiar mi colchón?

Si al levantarte sientes dolor en la zona lumbar, que desaparece en unos 15 o 30 minutos, es señal de que estás durmiendo sobre el colchón equivocado.

Cuando vayas a comprar un colchón nuevo, quédate unos 10 o 15 minutos en la posición en la que sueles irte a dormir, porque cuanto mejor imites tu forma de dormir, mejor sabrás cuál es el colchón ideal para ti.

¿Qué me aporta cada tipo de colchón?

De muelles

Son los más utilizados porque son duraderos y rentables. Los muelles hacen que ninguna parte del cuerpo sufra mayor presión que otra, ya que distribuyen el peso creando un equilibrio. En general, transpiran mejor y retienen menos calor corporal que los otros tipos, por lo que son idóneos para climas cálidos. No obstante, están desaconsejados para personas con alergia a los ácaros.

Existen diferentes tipos de colchones de muelles:

Colchón de muelle “bonell”. Es el más clásico, compuesto por muelles independientes que tienden a deformarse y desencajarse con el paso de los años. Proporcionan firmeza y frescor, aunque la sensación de rebote y transferencia de movimiento es mayor que con otros muelles.

Colchón de muelle continuo. Está formado por un único hilo metálico, por lo que ofrece mayor firmeza y resistencia a la deformación que los muelles clásicos. Su principal inconveniente es la falta de amortiguación.

Colchón de muelle embolsado. Sus muelles individuales dispuestos en bolsas impiden que el movimiento de un lado de la cama se transfiera al otro. Se adaptan mejor que los muelles clásicos y permiten una buena transpiración.

Viscoelásticos

Alivian la presión de los músculos y favorecen la circulación de la sangre. Son los más recomendados para personas con alergias. Además, se adaptan al contorno del cuerpo y permiten que el aire circule, siempre y cuando estén colocados en una superficie apta para ello, como un somier de láminas.

Sin embargo, los colchones viscoelásticos no transpiran tan bien como los de muelles, retienen más la temperatura corporal y aíslan del frío. Por esta razón, ofrecen una sensación cálida y mullida al acostarnos.

De látex

Están hechos de goma natural o sintética, y su principal característica es la firmeza. Absorben los movimientos corporales y se adaptan totalmente al cuerpo. Alivian la presión y facilitan el descanso. Su principal inconveniente es que se endurecen al deteriorarse por el paso del tiempo.

De viscolátex

Los colchones de viscolátex constan de dos partes: un acolchado de espuma viscoelástica y un núcleo de látex que proporciona suavidad y firmeza al conjunto.

Estos colchones combinan la suavidad del látex con la adaptabilidad y las ventajas de la viscoelástica. Así se obtiene un colchón que se adapta al cuerpo evitando la aparición de puntos de presión, aportando una sensación de suavidad y proporcionando un descanso higiénico y confortable.

Los colchones viscolátex se deben usar sobre somieres de láminas de madera, ya que este tipo de bases garantizan una correcta ventilación, nunca sobre bases tapizadas o bases no transpirables. También se pueden usar sobre bases articuladas gracias a que al látex se adapta perfectamente a las articulaciones de este tipo de bases.

Con cámara de aire

Son utilizados principalmente por personas con problemas en la espina dorsal, que pasan muchas horas tumbados en la cama.

Las parejas que tengan preferencias distintas a la hora de elegir colchón pueden beneficiarse de este tipo de colchones, ya que la firmeza de cada lado de la cama puede ser alterada adaptándose a los gustos de cada uno.

Hay que tener cuidado con este tipo de colchones, ya que pueden hincharse más en un lado cuando nos apoyamos sobre el opuesto, y generar dolores de espalda si tienen poca calidad.

De gel  

Los colchones de gel están pensados para aquellas personas que sufren calor durante la noche. Dan sensación de dormir sobre una nube, no ejercen presión sobre el cuerpo, son hipoalergénicos y favorecen la circulación sanguínea. Además, minimizan los movimientos nocturnos y favorecen el sueño continuado.

Están compuestos por columnas de gel colocadas una al lado de la otra en toda la superfície del colchón. Estas columnas disipan el calor, ya que la malla de gel reacciona a la presión del cuerpo flexionándose y adaptándose a este y contrarestando cualquier presión.  El principal inconveniente de este tipo de colchón es que no es apto para personas que no pasen calor por las noches.

En conclusión, cada tipo de colchón tiene beneficios distintos para nuestro cuerpo. La elección de un colchón u otro dependerá de las necesidades que tenga nuestro cuerpo para dormir correctamente. En Factory Colchón podemos asesorarte para que elijas el colchón que mejor se adapte a ti.

Noticias relacionadas

La mejor posición para tu descanso según el tipo de almohada

Cómo escoger el colchón más adecuado para nosotros

Comentarios

Factory colchon utiliza una herramienta de facebook para los comentarios, y no se hace responsable de las opiniones expresadas.

Galería

Haz click sobre la imagen para ampliarla

Noticias relacionadas

Especiales

Síguenos en las redes sociales

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y así facilitar tu navegación. Si continúas navegando, sin modificar la configuración, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuración en cualquier momento.
Aceptar
Con esta suscripción recibirás gratuitamente en tu correo nuestra publicación cada vez que lancemos una nueva edición
Nombre
Mail
Idioma de suscripción
  • castellano
Acepto los términos y condiciones descritas aquí
CERRAR
Buscar noticias
Palabras
Sólo se considerarán palabras de 3 o más letras.
Dónde
Título
Subtítulo
Resumen
Texto
Selecciona las partes de la noticia donde recuerdas que están las palabras a buscar.
Fecha de publicación
Desde:
Hasta:
Indica las fechas aproximadas de publicación de les noticies que estás buscando.
Resultados